Somos amantes con la mirada.

Recuerdo el primer día que me vio.


Fue hace ya muchos meses. Tal vez yo lo había visto antes, mucho antes pero no lo recuerdo, sólo recuerdo el día que me vio.


Lo sé porque ese día se me acerco tanto que me incomodó, era como si quisiera que yo me diera cuenta de que existía y lo logró. De la nada y como si nada se volteó y sonrió, se presentó y dijo su nombre muy feliz, me gustaba su actitud y su sonrisa, era maravillosa, era como si todo el mundo sonriera con sólo verlo. En ocasiones tenía una actitud tan decidida que caía mal, estoy segura que a más de uno le caía mal. A él eso no le importaba.


Ese primer día se presentó y a como su astucia le permitió me invito por algo a la cafetería en el trabajo. Su plática era envolvente, presumido pero mesurado, me divertía hablar con él. Esa es la descripción perfecta: me divertía.


Pasaron los días y sentía que se me acercaba más y más. Más tiempo platicando, más tiempo coincidiendo en juntas o en proyectos de la oficina. Yo era muy impersonal en el trabajo, sólo Cristina, mi única amiga del trabajo conocía mi vida, ni mi jefe sabía que pasaba y para mi estaba bien.


Así pasaron los días y a mí me quedaban pocas semanas en el trabajo porque me cambiaba de ciudad. Iría a donde mi familia, extrañaba a papá y mamá, así que me iba por un tiempo, tal vez un año. Recuerdo cuando le dije que en 2 semanas me iba. Se acabó esa sonrisa. Nunca me dijo que sintiera algo por mí, nunca salimos fuera del trabajo. Su novia estaba por terminar sus estudios, todos sabían en la oficina porque era prima de uno de los jefes.


Me preguntó un completo interrogatorio después de decirle que me iba: ¿Desde cuándo sabías? ¿Pensaste que no me importaba? ¿Por qué no pensaste en mí? ¿Te gusto? ¿Qué sientes cuando me miras? ¿Sabes que me gustas? ¿Sabes que no puedo describir lo que siento por ti? ¿Tú también los sientes?


Todo al mismo tiempo.


Mis planes eran claros, no los iba a cambiar por él, que todo eso se lo imaginaba en su cabeza pero, que en algún momento yo también lo había alucinado.


Me encantaba. Verlo a los ojos era saber que ahí estaba, él y yo sabíamos lo que pasaba entre nosotros pero nunca se atrevió a nada, por miedo de estar en el trabajo, nunca mencionaba a su novia pero tampoco la dejaba.
Era encantador y cobarde.


El día que me fui de la oficina, pase por la cafetería antes de recoger mis cosas y le entregué una nota que decía:


“Somos amantes con la mirada”.

http://www.amordehoy.com

¿Cómo saber si es el amor de tu vida?

3 señales que NO se equivocan.

Sinceramente, te lo diré desde el principio: si crees que esas señales serán que te presta su celular, te da su contraseña de Facebook y además estas presente en todas sus stories de Instagram… no, de una vez de digo, esas no son señales.

Puedo contarte mi historia o mil historias, puedes leerlas todas. De cualquier forma cada una es diferente, no sólo en el lugar, la hora, el día; es diferente por las personas. ¿Cuántos hemos conocido gente que se conocen apenas unas semanas y terminan siendo el uno para el otros? ¿Parejas que fueron su primer y gran amor? ¿Personas que encontraron el amor verdadero pasada la mitad de su vida?

A pesar de que cada historia de amor es diferente, ¿cómo saber si es el amor de tu vida?, pareciera algo sencillo y a la vez complicado… Aquí te van tres señales que no se equivocan…

  1. No puedes describir porque la/lo amas.

¿Qué? ¿Cómo así? ¡Si!

Cuando te empiezas a enamorar de alguien puedes ver todas sus virtudes, tus amistades te dicen que estas cegada/o por el amor, la etapa del enamoramiento hace lo suyo, y efectivamente, sólo vez lo más lindo. El secreto es que al pasar el tiempo quiera o no (spoiler) te vas a dar cuenta de los defectos… La pregunta es: ¿Y seguirás ahí? (Paréntesis: Si tiene comportamientos tóxicos HUYE de esa persona, si no es así continua leyendo…). Si, porque a esas alturas de la relación ya puedes hacer una evaluación y si tu sentimiento amor es consistente y recíproco te será muy difícil describir porque amas a esa persona, pero estoy segur@ que será un sentimiento muy verdadero.

2. Han superado pruebas.

No tienen que haber ido a la misma escuela… Ni la prueba de amor, nada de eso.

Pruebas reales.

Cuando te dieron la beca para estudiar eso que tu familia se oponía… ¿Estuvo ahí? Cuando te dieron esa noticia devastadora… ¿Fue tu bastón para que la carga no fuera tan dolorosa? Durante esta temporada de cambios… ¿Han estado juntos? (aplica en video llamada)…Ese tipo de pruebas.

Esos momentos que nadie quiere pasar pero que por más fuertes que seamos afectan hasta lo más profundo de nuestros ser, incluso cambian nuestros estado de animo y comportamiento (aplica para cualquiera de los dos). Si después de eso siguen juntos. Ya llevan dos de las tres señales.

3. Confía en ti y confías en esa persona.

Este punto es, en mi opinión, la cereza del pastel, el broche de oro… La confianza puede ser dada desde el inicio pero si se pierde es difícil o poco probable recuperarla de nuevo.

Sencillo, si llevas todo este tiempo con esa persona, sean días, semanas, meses, años, décadas: cuida su confianza.

Es del conocimiento de todos que, este concepto varía para cada pareja y no importa que esta haciendo el vecino, o que le dijo tu amiga a su novio… mientras la confianza exista entre ustedes cuídala.

Para finalizar me gustaría compartirte una frase que describe el amor de tu vida: si es sencillo, es real.

http://www.amordehoy.com

Ahora nos amamos más…

Ahí estábamos, él y yo sentados donde hacía tiempo éramos otros. Ahora nos amamos más y a pesar de los sucedido, las pruebas vencidas, los temores olvidados, los errores perdonados…

Gracias por leernos. Si te gustó… Comparte.

http://www,amordehoy,com