Amor de Verdad.

Y ME VI EN SUS OJOS, Y SENTÍ SU FELICIDAD, SURGIÓ ALGO NUEVO, PURO, LIMPIO Y SANO, ALGO MÁS QUE SE LLAMA AMOR DE VERDAD.

Gracias por leernos. Si te gustó… Comparte.

www.amordehoy.com

¡Es momento de creer en ti!

¡Es momento de creer en ti!

Desde hace meses escuchábamos (los mexicanos) de la situación (que no entrare en detalles por que todos sabemos a lo que me refiero) que atravesaba el mundo.

Era tan ajeno, tan lejos, tan distante, tan irreal, tan ficticio que muchos no nos veíamos inmersos en un contexto de este tipo.

Existen problemas sociales, si y siempre.

Existen momentos difíciles, si y siempre.

Existen personas buenas, si y siempre.

Existen amigos que son familia, si y siempre.

Existen milagros en la vida diaria, si y siempre… Como hoy.

Hay cosas que existen, que vivimos, que están ahí afuera, que cargamos adentro y seguirán así, no van a cambiar… ¿Y adivina qué? No pasa nada… Si crees en ti.

Estos momentos son importantes para todos, es tiempo de escuchar nuestro corazón y hacer lo que consideramos correcto.

Independientemente de cuál sea la situación, cree en ti.

Tú eres mucho.

Tú puedes mucho.

Tu eres capaz de dar mucho. ¡Cree en ti!

*Si te gustó comparte. Gracias por leer.

http://www.amordehoy.com

Amor Propio. 14 de Febrero 2020

Les cuento una historia breve de la vida laboral. El pan de cada dia.

Resulta que un día cualquiera tenía que entregar un reporte a un jefe indirecto, pero era quién revisaría el trabajo.

Llegue a su oficina y tomé una grapadora para las hojas. Cuando el recibió el reporte grapado lo tomó con desprecio, cabe mencionar que es una persona muy sarcástica, hasta ese momento sin decir nada yo me esperaba ser víctima de sus bromas un tanto oscuras.

-¡Qué! ¿Me va a entregar esto así? ¿Grapado?

Yo sabía que me estaba solicitando la información antes que a los demás, y ahí estaba pero grapado.

-Si!

Le respondí… Y después de eso comencé a escuchar una serie de comentarios que, me dañaban el autoestima, mio y de cualquiera que los recibiera.

-¿Usted? ¿Entregando ésto? Me sorprende… Pero pues es que es como los cangrejos… Va hacía atras.

Y… ¿Qué se supone que un@ debe hacer al escuchar esto?, claramente una respuesta me hubiera puesto en riesgo la estabilidad laboral.

En ese momento pensé: ¿Lo que esta diciendo me define?, ¿Él me conoce mas allá del trabajo?… Ambas respuestas son un rotundo no.

Da coraje. Coraje que alguien que tiene una posición de poder considere que ese trato es digno.

Pero… ¿Te digo algo?… Sus palabras me llenaron de poder y seguridad. Él no sabe de lo que soy capaz, él no conoce mis virtudes, mi honestidad al mirar a los ojos a alguien, a ser leal con mia amistades, mi genuino interés por el bienestar de mis cercanos, el arduo trabajo diario por mis sueños.

Él no me define. Sus palabras no definen mis logros, mi éxito personal y laboral.

El amor propio cuesta, cuesta que se de un autoconocimiento profundo o superficial pero que conozcas tus defectos y potencial, así cuándo alguien que cree saber todo de ti por saludarte diariamente te diga algo, podras reflexionar sus palabras y saber si te construye o te define. Si no es así… Diles: -No, gracias.

Sigue tu camino. Sigue conociéndote, retandote tu mism@ y siendo fuerte, poderoz@, alimentando tu alma, mente y corazón. Amándote hoy y siempre.

Ante todo… Amor propio.

Amor de hoy.

Amor de Padres

En este día renacemos y nos encontramos las miradas con ustedes: nuestros lectores.

Va la primera historia de amor…

Hace tiempo me tocó ir a una escuela a hacer un trabajo, harán mas de 8 años.

Llegue a hablar con el director que me esperaba y atendí las instrucciones para realizar dicho trabajo, tenia que cargar algunas cosas pesadas; si podía pero me representaría un poco más de esfuerzo físico, por eso mi papá fue a ayudarme con esas cosas.

Así como en un tiempo yo obedecí sus órdenes (casi todas), en ese momento el me decía: -Esto dónde “mija”?

Ya yo iba diciéndole donde poner las cosas y al mismo tiempo yo acomodaba otras. El conocimiento de saber la organización se lo debía a él… Y me seguía ayudando!

Al finalizar el trabajo me reporté de nuevo con el director y me dijo: -El señor que le ayudó es su papá?

Respondí: – Sí, porqué?

-Debe amarla mucho para apoyarla de la forma en que lo hace.

Sé que mi papá no hacía esas acciones por un reconocimiento egoísta. Eran una prueba de amor sincero, de esas cosas que no se compran ni tienen precio.

Te diría que si tienes a tu papá abrazalo, sé feliz con él, dile que lo amas, etc. Pero en ocasiones he sabido de papás que no se ganan ese nombre, entonces… A quién te de el amor de un padre: dale tu amor hoy.

Feliz día del amor!

Amor de hoy.

Somos como la luna.

Somos como la luna.

Somos como la luna.
Uno y otro ciclo.
Somos como la luna,
claroscuro por fuera,
por dentro desconocido
para otros,
nos dejamos ver
solo por algunos.

Somos como la luna,
todos, incitando a la marea,
motivando al amor,
románticos.

Somos como la luna,
presentes de día,
luminosos de noche,
sutiles al deseo,
objeto del deseo.

Somos como la luna,
de vino y queso.
Degustando a la vista,
un manjar,
disfrutando el sabor…
Tal vez lejos,
pero juntos.

Somos como la luna,
que tiene su ciclo,
que nunca se acaba,
que te sigue esperando.

Y ahí estaba ella.

Y ahí estaba ella sentada frente al monitor, esperando todo o nada.

Sabía que era necesario tanto trabajo y esfuerzo para lograr aquella meta que tenía y, ver realizado lo que algún día soñó.

No, no estaba con los brazos cruzados, al contrario, estaba sudando… porque si ella quería conseguir algo, pues lo hacía, esa era su costumbre y ningún hombre la cambiaría.

http://www.amordehoy.com

Si lo sueñas, lo deseas.

Hace unos días he tenido una serie de sueños que me recuerdan ciertos momentos de mi vida, la mayoría bonitos momentos.

Hoy no deseo nada más, sin embargo es hermoso tener la sensación de regresar en el tiempo y ver aquellos paisajes que forjaron tu persona a como eres este día.

Deseo ver los ojos de la persona agradecida, percibir el aroma de ese perfume que comunicaba delicadeza, tocar el alma de ese amigo o amiga en la plática profunda, hablando de corazón y de corazón intentando resolver los problemas con palabras… vaya! Qué cosa!

Muchas cosas soñé… y sin darme cuenta entendí que el mejor sueño es el que se vive en la realidad.

La realidad del amor deja de ser un sueño cuando lo deseas.

Vive el… amor de hoy.