Amor a mordidas.

sSaborear el amor es como darle una mordida a una hamburguesa. Sabes que para tu sabor sea auténtico necesitas aceptar todos sus ingredientes… o al menos todos los que te gustan, y que de vez en cuando alguien te prepare la hamburguesa le pondrá cebolla, por ejemplo, pero no te molestara, entiendes que es parte de la experiencia de probar una deliciosa y sabrosa hamburguesa. Confiaras en el buen estado y calidad de su carne, que asemeja al corazón, el aroma que despide y la temperatura te indicaran si esta lista para empezar a armar el platillo. Los demás ingredientes tal vez no preocupa mucho el orden, pero sí que minuciosamente se incluya cada uno… por ejemplo, las palabras dulces o de apoyo, los proyectos juntos, las platicas interminables o el sabor y textura de sus labios. Abrazando todo lo anterior, al final está el pan, son esas miradas que los hacen confidentes y aunque uno en cada extremo saben hasta lo que piensa el otro… Como se antoja darle una mordida a una hamburguesa… y saborear el amor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s