Música en el corazón.

La ciencia está presente en todo, incluso en lo que parece insignificante. Esta mañana iba caminando con el viento, con el amanecer, con las nubes que me iban persiguiendo, me di cuenta que estaba delante de un avance científico conforme caminaba. Existían bocinas ubicadas en postes a diferente distancia y la música nunca se iba por completo, disminuía un poco el volumen y después aumentaba como tal montaña rusa… pero nunca se dejaba de escuchar. Me pareció que estaban ubicadas con tal meticulosidad para crear ese efecto. Creo que así es el amor, puede tener altibajos y si es verdadero de ningún modo se acaba. Puede suceder que un día disfrutas de sentirlo inmensamente y después unos tiempo experimentar una sensación de debacle, no importa, no se extingue. Sigue ahí. Otro punto importante que me daba cuenta es que disfrutaba de escuchar la música y también así es el amor, inevitablemente se disfruta. Eso es porque quieres estar escuchando esa música todo el tiempo… música en el corazón. ¿La has ecuchado?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s